Cuando se toma conciencia de tener un problema con los juegos de azar, se puede acudir a la Policía Nacional o a la Dirección General de Tributos de la Consejería de Hacienda (en La Rioja), para solicitar ser incluidos en el listado de prohibidos del estado.

La prohibición se realiza a nivel de toda España de forma que no podrás acceder a los juegos de azar en todo el territorio nacional.

A partir de estar en el listado de prohibidos, será el estado y las comunidades autónomas las que asuman tu solicitud y por lo tanto los encargados de avisar a las empresas de juego para que te impidan la entrada en sus establecimientos.

Los datos de la autoprohibición son confidenciales y únicamente tendrán acceso a ellos la administración competente y las empresas de juego.

Datos que te conviene saber:

  • La autoprohibición se realiza por un mínimo de seis meses.
  • La duración es indefinida salvo que solicites ser retirado, darte de baja del listado
  • Sirve para todo tipo de juegos de azar, incluso para los juegos online.
  • La inscripción es gratuita.

En La Rioja, puedes hacerlo en:

  • Las comisarías de policía
  • La Dirección General de Tributos de la Consejería de Hacienda en la calle Portales nº __________
  • Registro de la DGOJ: c/ Atocha 3, Madrid 28012
  • Presentación electrónica de la solicitud en www.ordenacionjuego.es/es/rglaj

Nuestra recomendación es hacerlo de manera presencial aportando tu D.N.I. y el escrito de solicitud, de esta forma, la medida que estás tomando es mucho más personal, implica una conducta más reposada y una actitud muy positiva frente al juego de azar.

Si la inscripción la realizas en una comunidad autónoma, ésta la remite al registro general del estado y si la inscripción la haces en el registro estatal, son ellos los que comunican a la comunidad autónoma a que pertenezcas, los datos de tu autoprohibición. 

Qué juegos no incluye la autoprohibición

Las máquinas tragaperras

Los juegos ilegales o los realizados en locales no autorizados

Las Apuestas Deportivas que se realizan de manera presencial.

Para qué sirve la autoprohibición

Para frenar un momento en el cual, las ganas de jugar aparecen.

Dejar de jugar implica adelantarse al juego. ¡Cuántas veces después de haber jugado te has dicho a ti mismo que no ibas a volver a jugar y sin embargo lo has vuelto a repetir al día siguiente!. Si te prohíbes la entrada pones el remedio, te anticipas porque debido a tu propia prohibición es imposible que lo hagas de nuevo. Te has adelantado al juego.

La autoprohibición no es suficiente

Dejar de jugar no es fácil. Autoprohibirte la entrada es un buen paso hacia adelante que pone de manifiesto tus ganas de dejar la adicción, pero se trata de un proceso largo que requiere ayuda profesional, necesitarás apoyo familiar y llegar a comprender lo que ha sucedido con tu vida durante estos años.

Esto es lo que encontrarás en ARJA, un proceso terapéutico que te empoderará frente a los juegos de azar logrando recuperar a esa persona que eras tú y que se ha ido perdiendo poco a poco.

La autoprohibición, como hemos visto no sirve para todos los juegos que existen y si no realizas una terapia acorde con tus necesidades, iniciarás otras manera de jugar en aquellos sitios dónde no tengas prohibida la entrada. Dejarás por ejemplo de ir al bingo o al casino pero podrás empezar a jugar a las máquinas tragaperras y para cuando se cumplan los seis meses mínimos que te obliga la autoprohibición, te darás de baja en los listados de prohibidos y te encontrarás enganchado a las máquinas además de los juegos a los que eras adicto antes.

Si tienes dudas sobre este tema, llámanos.