QUÉ PUEDO HACER COMO PADRE/MADRE

  1. Revisa el PEGI y gameplays antes de comprar: Informan sobre el contenido del juego y la edad recomendada.
  2. Supervisa: La supervisión irá evolucionando según la madurez. El juego debe empezar en un espacio común.
  3. Revisa el acceso online: Debe decidirse en base a la edad, la madurez y el tipo de juego, debido a que conlleva más peligros.
  4. Limita el tiempo de juego: No existe un baremo de horas de juego correcto o incorrecto. Acuerda con tu hijo el tiempo de antemano y las consecuencias.
  5. Atención al gamling: Vigila los juegos con apuestas (cajas botín) y las compras en línea. Para controlar este tipo de compras existen medidas de control parental, tanto en Google Play como Apple.
  6. Muestra interés, estimula el diálogo: Deben formar parte de la conversación en casa y estar al corriente de los avances. No te quedes en: «No juegues tanto…».
  7. Juega con tus hijos: Compartir tiempo de juego con ellos es la mejor manera de saber a qué juegan y además, demuestras interés por sus aficiones.
  8. Fomenta otro tipo de aficiones: Dedica tiempo a enseñar otros tipos de pasatiempos como la lectura, el cine y otras actividades culturales.
  9. Promueve las relaciones sociales: Fomenta la relación no virtual con otras personas.